La Típica Quiñónez apuesta al tango en Córdoba

Se presenta mañana en el Pabellón Argentina la Orquesta Típica Quiñónez, única formación del género que trabaja de manera independiente en la provincia. Integrada por músicos jóvenes, la agrupación retoma el concepto de la orquesta como generadora de versiones y composiciones propias, y busca posicionar el 2 x 4 en los espacios locales.

Nacido a principios del siglo XX, el tango deambuló por diferentes espacios sociales de nuestra querida Argentina, generando y regenerándose dependiendo de quién lo abordaba. Tuvo sus años de oro, su estelar presencia en medios de época, pasando con el tiempo a habitar, como todo producto de vanguardia, a los ámbitos más institucionales. Y por supuesto, se convirtió también en un arte for export. Según lo comentó Adrián de Alzáa, director de la Orquesta La Típica Quiñónez, el circuito por el que transcurre en la actualidad el tango en Córdoba sigue mostrando sus costados ‘under’, aunque se debe pelear por ubicarlo en un lugar diferente.

Con la idea de proyectar la música del 2×4 a ámbitos más masivos, sin caer en la ‘comercialidad’, el grupo formado por 10 integrantes y comandado por De Alzáa, abre camino en nuestra ciudad con el rótulo de ser la única orquesta típica independiente de La Docta.

Si bien ya estuvieron tocando en diferentes escenarios de milongas locales, la agrupación hará mañana su debut en el pabellón Argentina. En diálogo con LA MAÑANA, el director y arreglador comentó como surgió esta orquesta, los desafíos que aparecieron en el camino y las proyecciones del grupo.

Según lo explica el músico, la actual orquesta nació primero como grupo menor, ya que es complicado en la actualidad pensar en agrupaciones numerosas. “En un principio comenzamos con un dúo (guitarra y bandoneón), después se transformó en un trío y este año conformamos la orquesta”, comento De Alzáa. Asimismo, explicó: “En realidad, pensar en conformar un grupo numeroso es complicado, sobre todo si se lo quiere hacer funcionar de manera independiente, de hecho no hay en la actualidad una agrupación así en Córdoba. Sí está la Orquesta Provincial, y la Orquesta de Jorge Ardúh, que no está funcionando de manera regular, pero como ente independiente no hay ninguno”.

Sin embargo, la propuesta se puso en marcha. Se convocó a jóvenes, se contactaron músicos del género y el anhelo de regresar al concepto de las grandes orquestas de los años ’40 y ’50 comenzó a tomar forma.

Al igual que las ganas para emprender el proyecto, los desafíos surgieron a granel. Sobre todo a nivel musical y así lo relata el director del grupo. “La idea es que el grupo no sólo interprete tangos sino, como en las grandes orquestas de los años ’40, haga versione y componga”. “Las orquestas de antes creaban su propia estética, y nosotros partimos de ese concepto. Cada orquesta tenía su personalidad, como la de Pugliese o la de Troilo”, comentó De Alzáa, al tiempo que señaló que si bien en el pasado hizo “algunos arreglos anteriores”, trabajar para una orquesta se convirtió en “un desafío mayor”. “La resolución armónica es más compleja”, apuntó el músico.

Haciendo incapié en un tema ya expuesto por otros músicos de tango, De Alzáa se refirió acerca de la falta de espacios escolásticos respecto a la formación en música popular. Así lo explica: “Aquí no hay ofertas de ese tipo. El tango, como música popular, no tiene mayores métodos de transmición, como sí lo tiene la música clásica”. Por eso mismo, la Orquesta Quiñónez también es una apuesta en ese sentido. “Creo que la idea parte de hacer un proyecto más grande para tratar de generar un mayor movimiento”.

Posicionar el Tango

-¿Cuál creés que es la relación entre los jóvenes y el tango?

-A diferencia de lo que eran los jóvenes por dictadura, de los ’80 y ’90, ahora las nuevas generaciones se relacionan más con los ritmos tradicionales. En aquel entonces todo pasaba por los movimientos globales como el rock, pero con los años esto se fué equilibrando. Tal vez, lo que esté faltando en la actualidad sea insertar el tango en los medios, ya que, más en Córdoba que en Buenos Aires, el género se vive en espacios under. No sé si tiene que ser algo súper masivo, por que quizás se lo pensaría de una forma muy comercial, -y no es la idea- pero sí estar posicionado. Como músicos, hay que pelear por eso.

Por otra parte, De Alzáa también comentó acerca de los espacios en los que quisieran participar con la orquesta. Milongas, salones y teatros, todo es válido para este grupo que quiere posicionarse también fuera de Córdoba y el país. “Nos presentamos en milongas, donde existe la concepción de que la orquesta toca para que la gente baile, pero también quisiéramos exhibir nuestra música en conciertos, por que son espectáculos donde podemos mostrar nuestras propias versiones y arreglos”.

Tal como lo señaló De Alzáa, de las históricas orquestas de maestros como Osvaldo Pugliese o Juan D’ Arienzo tomaron la idea de un grupo que componga música, sin embargo en cuanto al repertorio que se elige, no les entusiasma copiar un estilo particular. “No nos encasillamos en un repertorio específico, elegimos las melodías que nos gustan, y así convergen propuestas de diferentes artistas. Hacemos versiones de ‘Mal de Amores’ de Pedro Laurens, ‘Gotas de lluvia’ o ‘Gallo ciego’ “, por ejemplo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *